9 Consejos para abrir tu taller mecánico.

22/02

Cada vez son más los chavos que tienes el espíritu emprendedor y quieren tener su propio negocio. Si tú eres de esos que persiguen sus sueños, y no se quedan sólo en los sueños, acá te damos algunos consejos para abrir tu taller.

-Define bien los servicios que vas a ofrecer.
Los servicios de un taller de mecánica incluyen muchas cosas, desde cambio de aceites y lubricantes, pasando por alineaciones y balanceo, mecánica general, suspensión, frenos, aire acondicionado, escape, sistema de inyección y un sinfín de servicios.

Hoy día todos los talleres mecánicos están especializados en distintas materias, llegando a destacar sólo aquellos que se especializan en un ámbito determinado. Si te interesa especializarte en aceites y lubricantes, el Instituto Tecnológico Roshfrans es una excelente opción para profesionalizarte.

 Elige con mucho cuidado al equipo de trabajo. Este punto es otro de los más importantes. Contratar al sobrino o al primo de… no te va allevar muy lejos. Hoy día la competencia tiene un nivel muy alto, y si no te quieres estancar con el paso del tiempo, lo mejor es elegir a los mejores. Da lo mismo si es una persona que se ha formado por su cuenta, o que tiene estudios universitarios. Lo importante es que tenga predisposición a hacer las cosas, metodología y conocimientos dentro del sector y de la materia que va a tratar. Hay mucha gente sin estudios, pero con amplios dotes y predisposiciones a realizar las cosas muy bien, date el tiempo de buscar a los mejores.

– Otro aspecto a destacar es seleccionar una buena localización. No es nada recomendable rentar el primer taller o “local” que veamos por su precio. Tenemos que tener muchos factores en cuenta. Algunos de estos factores son la población de los alrededores, la cantidad de personas que frecuenta la zona, la competencia en la región, vías de acceso, etc… Es interesante, también, instalar el taller mecánico cerca de negocios afines a nuestro sector, como por ejemplo concesionarios, tiendas de accesorios de coche, etc Volvemos a repetir, si el taller que vas a montar va a estar especializado, aprovecha tu punto fuerte y ponte al lado de otros talleres que estén especializados en otras cosas, así no sólo aumentarás las ventas, sino que en caso de que otro taller no pueda hacer lo que el cliente pida, ya que esa no es su especialidad, siempre pueden recomendar tu taller.

–  El siguiente paso es el de montar toda la infraestructura necesaria para llevar a cabo nuestros servicios.

Ten en cuenta que un taller mecánico siempre va a necesitar, como mínimo, espacio suficiente para atender a más de un vehículo a la vez y una oficina para recibir a nuestros clientes y proveedores. Junto a ello, debemos de equipar nuestro taller de rampa para cambiar el aceite, alineadores, prensa hidráulica, máquina para soldar, equilibrador computarizado, calibrador de neumáticos, elevador, máquina de limpieza… y otras muchas herramientas.

– Organiza los procesos de trabajo. En un taller de mecánica los procesos productivos son:
–    Atención al cliente: piensa en todo momento que tu negocio puede funcionar o no gracias a tu cliente. El cliente lo es todo, así que trátalo como te gustaría que te tratarán a ti, sé educado, amable y transmite confianza, porque si tu trabajo es muy bueno, pero no transmites confianza ni educación, es muy posible que tu cliente no vuelva a ir a tu taller.
–    Evaluación y diagnóstico: Tus empleados, o, mejor dicho, compañeros de trabajo deben saber evaluar y diagnosticar el fallo o avería del vehículo del cliente. Para ello existen programas que te dicen dónde está el posible fallo. Recuerda que para que un negocio funcione una de las cosas primordiales es que exista un buen ambiente de trabajo, y para ello es muy importante que haya compañerismo y nadie sea más que nadie. Recuerda, educación y respeto, ante todo, tanto dentro como fuera del negocio.
–    Reparación del vehículo: una vez que ya tengas claro cuál es el fallo o avería, el siguiente paso es repararlo. Ahí es donde tu fabuloso equipo de trabajo lo va a dar todo y van a demostrar lo que valen.
–    Administración: como es un nuevo negocio, por lo que será en un primer momento pequeño, lo normal es que el propio patrón del negocio se encargue de las tareas administrativas. En caso de poder permitírselo, siempre se puede contar con la ayuda de algún especialista administrativo y que también sepa llevar tareas de contabilidad y contacto con los proveedores o clientes. (pagos, facturas, nóminas, comunicación, marketing…). Igualmente, para este puesto de trabajo también existen una amplia gama de programas informáticos para ayudar a realizar las tareas correctamente.

Dejando de lado los procesos productivos, hay que tener en cuenta también que en un taller mecánico es imprescindible estar comprando constantemente materia prima. y asegurarnos que tenemos en todo momento ciertas cosas básicas para nuestro trabajo del día a día, como aceites, lubricantes, piezas de reposición, etc….

– Recuerda siempre dar una buena imagen a tu taller. Y para ello lo primero que debes de hacer es limpiar nuestro taller a fondo.
Esto no es algo que haya que hacerse sólo durante los primeros días, esto mismo es básico repetirlo casi todos los días al terminar la jornada de trabajo. Piensa, que la primera impresión importa y mucho. Tienes mucha competencia, la limpieza te ayudará a que la gente te perciba no como un taller más, si no como el mejor taller de la zona.

  Escucha siempre a tu cliente, cuáles son sus necesidades, y, sobre todo, cada cliente es distinto del cliente anterior, así que en todo momento ofrece una atención personalizada, este es otro punto clave para alcanzar el éxito. Ten siempre el vehículo a tiempo en caso de decirle una hora determinada al cliente, no digas mentiras, siempre la sinceridad por delante, y no “infles” los precios, porque si no te van a considerar excesivamente caro y no van a volver. Es mejor cobrar lo correcto y tener varios clientes, que cobrar mucho y tener muy pocos, porque este tipo de cliente, además, no recomendarán tu negocio. Y en este negocio como en muchos otros, la reputación lo es TODO.

–  Haz promociones, eventos, ofertas, 2×1, promociones, … Ponte al día un poco de las nuevas tecnologías y haz que aparezca tu negocio en Google Maps. Utiliza las redes sociales, y, sobre todo, crea una web para dar a conocer tu negocio también por internet.

– Diferenciación.  Agrega un valor único y especial a tu negocio, por ejemplo, yendo al domicilio del cliente a recoger el vehículo, arreglárselo en la puerta de su casa, realizar servicios exprés de reparaciones, personalización y puesta a punto, especialización en vehículos de lujo, invertir en zonas de espera para que el cliente se siente cómodo u cualquier cosa que pienses que nadie lo hace. Ten presente que cualquier cosa fuera de lo común, pero que haga la vida más sencilla a tu cliente, él te lo va a agradecer y lo va a tener en cuenta para posteriores revisiones o reparaciones.

 

 

Fuente: https://www.todomecanica.com