El auto de Google se preocupa por los ciclistas

11/07

Cada vez estamos más cerca de ceder el paso a los vehículos autónomos y Google busca convertir el suyo en el más confiable del mercado.

En esta competencia, las empresas se están equipando con diversos sensores que sean capaces de medir las distintas situaciones que puedan darse a su alrededor. Incluso están desarrollando tecnologías para crear una conexión entre vehículos que favorezca la comunicación y los nutra de información respecto a velocidad, posición, dirección, accidentes y desperfectos en la carretera; así podrían mejorar su funcionamiento y evitar percances al anticipar las condiciones del terreno.

Como ya se mencionó, la tecnología es básicamente creada para recopilar información entre automóviles, pero, ¿qué ocurre con los ciclistas? En su caso es más complejo pues no poseen luces preventidas o direccionales de origen, mucho menos conexión a internet para comunicar su ubicación, tema que para Google no es una excusa.

Uno de los sensores que Google integró en su auto es capaz de reconocer a los ciclistas interpretando, comprendiendo y asimilando gestos para anticipar sus posibles movimientos, incluso en zonas con baja luz, razón por la que funcionará sin problemas por la noche.

Con ya prácticamente todos los sectores cubiertos, es cuestión de tiempo para ver este vehículo de Google convivir armónicamente con automóviles de conductor y ciclistas.

Fuente: Brújulabike