Autos hechos de cáñamo y otras fibras de lujo

03/08

El impacto ambiental es algo que no se puede ignorar. Los autos son excelentes máquinas en nuestra vida diaria, pero también representan un riesgo ecológico. Y no sólamente mientras están recorriendo kilómetros, sino también cuando han terminado su vida útil.

¿Qué hacer cuando son desechados? La mayoría terminan en lotes de chatarra, otros terminan en plantas de reciclaje (aunque son muy pocos); y si las partes de alguno están en buen estado se utilizan como refacciones.

Al final, si consideramos que en el mundo hay 1.200 millones de autos en circulación, el impacto al medio ambiente es brutal. Por estas razones, además de las políticas adoptadas por diversos gobiernos, las compañías automotrices están diseñando nuevos materiales y métodos de fabricación.

El caso más notable es el de Mercedes E, que hace cinco años, utilizó fibras de yute en los paneles del auto. Por supuesto otras compañías como Audi y BMW siguieron esta tendencia, lo cual ha colocado a Europa como la región donde más materiales naturales son utilizados en la fabricación de vehículos.

¿Qué tipo de ventajas se obtienen al usar estos materiales? Como ya lo mencionamos, la principal es reducir la contaminación, pues los metales y plásticos de un vehículo pueden tardar varios cientos de años hasta desaparecer. Una fibra natural se degrada mucho más rápido. Y algo que ha encantado a las empresas es que aparentemente es más barato utilizar materiales naturales que metales.

Por otra parte, los desarrolladores de esta tecnología aseguran que una fibra natural disminuye considerablemente el peso del vehículo, lo que se refleja en un menor consumo de combustible. Lo mejor es que a pesar de su ligereza la resistencia puede ser similar a la del metal.

En este último punto se destaca el cáñamo, una variedad de la cannabis, que ha sido usada para fabricar toda la carrocería de un vehículo.


Mira el video:

Las pruebas continúan y cada vez se dan más desarrollos esta área. ¿Cómo te imaginas un auto en el futuro? ¿Eléctrico, impulsado por energía solar y hecho con materiales biodegradables? No lo sabemos, piénsalo.

Fuente:
ABC News