Beber un poco de ginebra con sabor a motor

07/11

No, no es broma. La imagen que ves en este texto es de una botella de ginebra con una pieza de una Harley Davidson en el interior. La creación de esta bebida fue realizada en el taller de restauración de motos Ehinger Kraftrad en la ciudad de Hamburgo, Alemania.

 

El Arqueólogo es el nombre del producto y promete ser todo un homenaje para los amantes de las Harley Davidson, pues incluyen piezas de motor de las míticas Flathead de 1939, la Knucklehead de 1947 y la Panhead de 1962.

 

Por supuesto, todo ese metal fue tratado de manera especial para que el sabor de la bebida no se altere y que los consumidores no sufran ningún daño a su salud.

 

Y como es de esperar, esta artesanía tiene un precio de 900 euros. Pero si te animas, pídela por internet:

Fuente:
Top Gear