Circular con la reserva de gasolina podría dañar tu auto

04/07

Seguramente en más de una ocasión has escuchado a personas decir que sí llegan a su destino con la reserva de gasolina, o que es suficiente gasolina para andar un par de horas más.

Sin embargo, este comportamiento por muy simple que parezca podría costarte dinero. La principal afectada es la bomba de combustible y de manera irreversible, debido a que su funcionamiento es delicado y sus piezas están diseñadas para funcionar bajo condiciones muy específicas.

Las bombas de combustible actualmente están compuestas por diversas partes, pero las más comprometidas cuando manejas con poca gasolina son el filtro de combustible y el motor eléctrico de la bomba.

Motor eléctrico

El motor eléctrico es un mecanismo encargado de llevar la gasolina del depósito hasta los ductos que alimentan a los inyectores, los cuales a su vez dirigen el flujo de gasolina a los cilindros donde se realiza la combustión.

Cuando hay poca gasolina la bomba se fuerza para extraer el combustible que hay hasta el fondo, causando sobrecalentamiento. De hecho, la misma gasolina sirve para enfriar al pequeño motor. Con poca gasolina en el depósito es muy probable que dañes la bomba.

Filtro de gasolina

El simple hecho de cargar gasolina puede llevar impurezas a tu depósito. ¿Cómo? Cuando los  camiones cisterna llenan los contenedores de las gasolineras, estos remueven el combustible y las partículas que hay en el piso; así pasan directo a tu auto. Además el hollín, sedimentos y el desgaste normal del auto pueden ensuciar el depósito.

En consecuencia, cuando conduces con la reserva, el motor eléctrico succiona estas partículas hasta obstruir el filtro por exceso de sedimentos.

Por ello, no es conveniente que te desplaces con el mínimo de gasolina. Cuida tu auto y tu bolsillo.

Fuente:
Coches.com

Imagen:
Flickr