Cómo usar correctamente tu cinturón de seguridad

28/04

El cinturón de seguridad está hecho para protegerte en trayectos a bordo de tu auto y evitar lesiones causadas por accidentes. Precisamente por esta razón, para la Organización Mundial de la Salud, es uno de los inventos que más salva vidas alrededor del mundo.

Es importante pues frena nuestro cuerpo en caso de impacto y amortigua su deceleración. Éste está formado por dos correas, una que sujeta tu tronco y otra que sujeta tu vientre.

La función del cinturón trabaja en conjunto con otros sistemas de seguridad como las bolsas de aire, el reposacabezas y asientos para niños.

Ahora, ¿en qué consiste el “usarlo correctamente”?

La posición de tu asiento y respaldo es clave y tu postura siempre debe ser con el asiento sin reclinar. En caso de impacto, tu cuerpo podría deslizarse por debajo del cinturón.

Pasa la correa superior por el hombro, nunca por tu cuello, garganta o estómago.

Para que proteja de verdad, no debe de quedarte holgado.

Para los pasajeros de las plazas traseras es tan vital ponérselo como para los de las plazas delanteras.

Todos tienen su asiento dentro de un auto, especialmente los niños no deberán ir junto a un adulto o sobre sus piernas.

Por último, para asegurarte de que no esté enganchado y que pierda su eficacia, jálalo bruscamente hacia adelante para checar que retiene.

Está en el Reglamento de Tránsito, ¡póntelo!