¿Deberías quitar el termostato de tu auto?

08/11

Esta práctica es bastante común entre diversos talleres mecánicos, y que muchas veces es realizada porque se ha convertido en una especie de lugar común, “porque todos lo hacen”. O porque se desconocen los efectos que tendría quitar el termostato.

 

Sin embargo, te explicamos cuáles podrían ser las consecuencias de quitar esta pieza vital en el sistema de enfriamiento de tu auto.

 

Lo básico

El termostato es un mecanismo que permite el paso de líquido anticongelante entre el motor y el radiador. Cuando permite que el líquido circule garantiza que la temperatura de tu motor disminuya; por el contrario, si bloquea el paso la temperatura aumentará.

 

Es esencial para mantener equilibrada la temperatura de tu vehículo. Cuando un auto trabaja a los grados centígrados recomendados por el fabricante, se garantiza que los mecanismos trabajen con un buen rendimiento y que su vida útil no se vea castigada. Si la temperatura está por encima o por debajo de la sugerencia, estas dos propiedades se ven afectadas.

 

De hecho, una de las creencias principales por las que se quita el termostato, es porque se considera que es mejor para el motor una temperatura baja, ya que circula de manera continua el anticongelante. No obstante un motor trabajando así, sobre todo en los autos modernos con computadora, hará que que la inyección dispare mayor cantidad de combustible a los cilindros para elevar la temperatura.

 

Las consecuencias son:

  • Gastarás más dinero en combustible
  • Las emisiones de gases aumentarán
  • En casos extremos tu carburador se dañará más rápido
  • El exceso de combustible inyectado interferirá en la lubricación de los cilindros y los desgastará más rápido
  • Aumentará tu consumo de anticongelante o refrigerante

 

Por otra parte, quitar el termostato hará que en el futuro sea más difícil diagnosticar un problema. Es decir, el paso constante de anticongelante mantiene frío tu motor, pero le impediría calentarse por otras fallas, lo cual siempre es una señal de que algo anda mal. Sin termostato estarías ocultando síntomas de algo mayor.

 

¿Tu auto aún tiene termostato?

 

Fuente:
Nairaland

Car Talk