¿Dejo encendido o apago mi vehículo cuando se sobrecalienta?

05/01

Hace poco explicamos en uno de nuestros tutoriales qué hacer si tu auto se calienta. Ahí recomendamos apagar el vehículo y esperar a que se enfríe, entre otras medidas; sin embargo, entre nuestros seguidores surgió un debate sobre si conviene o no hacerlo.

 

Estos seguidores comentaron sobre el riesgo de que el motor se “amarrara”; es decir, que las partes del motor pudieran fundirse unas con otras por el exceso de calor; o que se deformaran tanto que después impidieran que arrancara el vehículo.

 

Pero, ¿qué es lo más adecuado? Nosotros te damos más información para que tomes una decisión.

 

Caliente, caliente

 

La temperatura de operación de los vehículos varía debido a diversos factores, así como su resistencia a altas temperaturas. Normalmente un motor opera entre los 90 y 100 grados centígrados, más o menos.

 

Los materiales de fabricación, el diseño del sistema de enfriamiento y otras tecnologías electrónicas juegan un papel importante en el desempeño y resistencia al calor.

 

De hecho, es difícil establecer cuánto calor se requiere para dañar el motor de un vehículo de forma irreversible. Algunos podrían soportar varios centígrados más por encima de la temperatura de operación, pero otros modelos podrían presentar fallas de inmediato.

 

Por ejemplo, los motores de antaño estaban fabricados casi en su totalidad de acero. Eran más resistentes al calor, se deformaban menos y presentaban pocas grietas en la superficie. Mientras que hoy en día, los motores incluyen partes de aluminio que disipan mejor el calor, pero son menos resistentes a la deformación y carece de dureza en comparación al acero; de hecho, mientras se mejora esa propiedad antes mencionada, el aluminio pierde resistencia a la corrosión provocada por ácidos u otras sustancias.

 

Al hablar de sobrecalentamiento del motor, también se deben tomar en cuenta otros factores como: temperatura ambiente, estado del lubricante y la tecnología del anticongelante.

 

Lo que es un hecho es que algunos grados centígrados más pueden marcar la diferencia entre daños catastróficos o un simple servicio en el taller.

 

¿Cómo saber cuándo apagarlo?

 

La mejor forma de saber si el vehículo está en riesgo es mirando el indicador de tu tablero.

 

Esta alerta que colocan los fabricantes ha sido diseñada tomando en cuenta las propiedades que ya señalamos; considera la información generada en tiempo real por los diversos sensores del auto; principalmente la temperatura del anticongelante, las revoluciones de los ventiladores, temperatura del aceite, entre otros.

 

Cuando el calor supera los parámetros del fabricante, el testigo se encenderá y la sugerencia es detener el vehículo y apagarlo. ¿Por qué?

 

Un metal caliente tiende a expandirse y esto hará que el contacto entre piezas aumente. A pesar de que existe una capa lubricante entre ellas, el aceite podría disminuir su efectividad si el calor excede sus capacidades físicas.

 

Cuando el calor es excesivo prácticamente los componentes estarán en contacto uno con el otro, provocando daños en la superficie y, en el peor de los casos, directamente en la estructura.

 

Sin embargo, esto sucede sólo cuando la temperatura aumentan durante un tiempo prolongado. En cuanto detienes el vehículo, la temperatura comienza a disminuir y por lo tanto su expansión retrocede. No es lo mismo circular el vehículo caliente por unos metros hasta que hayas donde estacionarte, a querer terminar tu recorrido con el testigo encendido todo el tiempo.

 

En el caso que hayas manejado durante mucho tiempo con el vehículo caliente, es posible que las piezas hayan sufrido fracturas o deformaciones irreversibles aunque apagues el auto. Probablemente podrás seguir avanzando hasta un taller y tu motor “no se amarrará”, pero el daño ahí estará.

 

En ocasiones las fallas no se presentan en el momento, pero es seguro que tu motor quedará sensible y más vulnerable para otro calentón.

 

La recomendación es cuidar cada sistema de tu vehículo y evitar llegar a un sobrecalentamiento. Desde las primeras señales de calentamiento debes acudir a tu mecánico; a la larga representará un ahorro y más años de vida para tu vehículo.

 

Fuentes:
Los Angeles Times
Engineering Toolbox
Difference Between

Imagen:
Flickr