El sistema de distribución de un motor

22/04

El objetivo del sistema de distribución de tu auto es regular la entrada y salida de los gases en el cilindro, abriendo y cerrando las válvulas de admisión y escape de forma sincronizada con el cigüeñal. A mayor cantidad de aire en el cilindro, mayor potencia desarrollará el motor. Cuanto más rápido gira un motor, más difícil resulta llenar los cilindros porque las válvulas se abren y cierran más rápido. Lo ideal es que la válvula de admisión se abra un poco antes de la carrera de admisión y la del escape un poco antes de iniciarse la carrera de escape, así estarán vaciándose y llenándose los cilindros constantemente.

El sistema está formado por estos elementos:

– Árbol de levas

– Muelles

– Válvula

– Guías de válvula

– Elementos de mando

– Taqués o empleadores

-Balancines

 

Los tipos de sistemas de distribución se clasifican dependiendo de la localización del árbol de levas y prácticamente todos los motores en la actualidad los tienen montado en la culata.

El sistema SV: la válvula ocupa una posición lateral al cilindro y el mando de ésta se sitúa en el bloque del motor.

El sistema OHV: tiene el árbol de levas en el bloque del motor y las válvulas en la culata. Su ventaja es que la transmisión de movimiento del cigüeñal y el árbol de levas no necesita un mantenimiento frecuente. El gran número de elementos que lo componen afecta a altas revoluciones del motor, por lo que esto motores se limitan a poco número de revoluciones.

El sistema OHC: su árbol árbol de levas está en la culata al igual que las válvulas. Con pocos elementos, es más fáciles que este tipo de motores alcancen mayor número de revoluciones. Con el paso del tiempo y con el kilometraje, sufre más desgaste y necesita mantenimiento pero resulta ser el sistema más efectivo de todos y el que más rendimiento puede darte.

En otra nota te explicaremos a detalle la función de cada uno de los elementos del sistema de distribución.