¿Cómo elegir un filtro de aceite?

02/10

Como ya lo hemos mencionado, el aceite es básico para el motor de tu auto; protege sus componentes, mejora el funcionamiento general de tu vehículo y aumenta su rendimiento. Sin la calidad necesaria o las propiedades adecuadas, tu máquina corre un gran riesgo.

 

Para evitar desperfectos el aceite debe cambiarse periódicamente, ya que el propio trabajo de la máquina le hace perder sus características físico-químicas y lo degrada con el paso del tiempo hasta que el cambio es necesario.

 

Pero no sólo basta con cambiar el aceite, también es necesario que revises y cambies el filtro de aceite, un componente que se involucra en todo el proceso de lubricación. ¿Pero cómo elegirlo, cómo saber cuál es el que más te conviene?

 

Antes de responder esta pregunta te invitamos a que conozcas más cómo funciona un filtro de este tipo, así se facilitará la tarea de encontrar el mejor para tu auto.

 

 

  • No compres usado. Aunque parezca una recomendación obvia, no todas las personas saben que en el mercado de las refacciones abundan las piezas de segunda mano, reparadas o defectuosas que las hacen pasar por nuevas.

    Seguramente te estás preguntando por qué debería ser nuevo el filtro de aceite.

    Básicamente porque si esta pieza no trabaja al cien por ciento, estaría permitiendo el paso de partículas al interior de tu motor, y estas podrían dañar directamente tu máquina. Por otra parte, aunque el filtro no presente problemas al limpiar el aceite, una gotera afectaría la cantidad de aceite que requiere el motor.

    Checa siempre que el filtro esté bien sellado, que te extiendan una garantía (con el proveedor o fabricante) y que no presente daños como abolladuras, rayones, golpes, etc.

 

  1. Que dure lo necesario. Elige un filtro que rinda de manera similar que el aceite; es decir, si usas un aceite con un kilometraje elevado, es mejor gastar en un solo filtro que te dé un rendimiento similar, en vez de cambiarlo dos veces. Por el contrario, si tu aceite rinde poco, busca un filtro que coincida. Así ahorras dinero.
  2. Más grande no es mejor. Lo mejor que puedes hacer a la hora de comprar un filtro, es seguir la recomendaciones del fabricante. Los filtros están diseñados para satisfacer necesidades específicas, como la presión del aceite.

    El filtro podría verse afectado por otros factores como la bomba de aceite, la temperatura de tu auto, la calidad del aceite, etc.

 

No olvides contarnos tu experiencia con esta pieza.

 

Fuente:
Fierros Clásicos
Family Handy Man