Qué especificaciones considerar al elegir un casco.

16/02

El uso obligatorio del casco cuando eres motociclista tiene una razón importante: prevenir un accidente grave, desde una lesión en la cabeza, un traumatismo o hasta la muerte.

 

Te has preguntado, ¿cómo saber si el casco que te están vendiendo es el adecuado para ti?, alrededor del 20% de los accidentes en motocicleta se debe a que el conductor tenía un casco más grande y, por lo tanto, éste sale volando eliminando su primer función: proteger la cabeza de algún golpe.

 

Los cascos se clasifican dependiendo el uso y la necesidad que el motociclista requiera. Existen tres tipos de cascos: los integrales, que cuentan con sólo una pieza protegiendo toda la cabeza y cara; los modulares, que tienen la opción de poder abrir el casco para aquellos que usan gafas (sin embargo, con el tiempo pueden holgarse); y los jet, que sólo cubren la cabeza dejando al aire libre la cara y mandíbula.

 

El material de un casco también es un factor importante a tener en cuenta antes de adquirir alguno. La pantalla debe de ser resistente a rayones, golpes y empañamiento; si el interior de tu casco es desmontable, te durará más.

 

Si el material de tu casco es fibra de vidrio, aminorará los golpes y maneja un precio estándar; si es tricomposite (mezcla de fibra de carbono, vidrio y Kevlar) te brindan mejor resistencia y absorción ante los golpes, su precio es medio; si es una combinación de fibra de carbono y Kevlar, te dará una alta resistencia y ligereza, su precio es alto, pues es comúnmente usado en competencias.

 

Recuerda que el mejor casco para cada uno es el que se adapte al tipo de moto que tienes, las vialidades que tomas cotidianamente y a las cualidades físicas de cada individuo.