Estrategias para reducir las emisiones de los motores diésel

03/09

Gracias al constante avance de la tecnología automotriz, los motores diésel ya no son aquellas máquinas sucias que nublaban el cielo, emitían humo en grandes cantidades y representaban un serio riesgo para nuestra salud. Actualmente, los fabricantes han optado por diversas estrategias para sacarle el mayor provecho a este tipo de combustible y disminuir los riesgos.

 

Estas medidas han hecho los motores diésel más amigables con el medio ambiente:

 

Readaptación

 

A lo largo de la historia, los motores diésel han incorporado sistemas más eficientes para la eliminación de los residuos de la combustión. Entre estos destacan la oxidación catalítica, que consiste en transformar un compuesto químico en otro menos dañino, para llevar a cabo esto los motores se ayudan de aditivos especiales o mecanismos que promueven estas reacciones.

 

Los filtros se han convertido en el gran aliado para evitar que salgan a la atmósfera partículas peligrosas o que contaminan el ambiente.

 

La recirculación de gases han resultado una mejora muy importante de las máquinas diésel, permitiendo que los gases no salgan directamente al aire libre; dirigiendo una porción al colector de admisión, para reducir la velocidad y temperatura de la combustión, lo que se traduce en una menor emisión de óxido de nitrógeno (contaminante bastante serio).

 

Éstas y otras adaptaciones se han hecho con el paso del tiempo.

 

Reconstrucción

 

Con el tiempo, muchas máquinas han tenido que dar paso a las nuevas normatividades ambientales. Sin embargo, no es tan sencillo deshacerse de un vehículo así como así. La solución para algunos transportistas ha sido reconstruir sus camiones con nuevas tecnologías, instalar nuevos filtros, retocar sus motores o cambiar de un sistema a otro; por ejemplo de combustibles fósiles a vehículos híbridos.

 

El combustible

 

Otra estrategia que se ha optado, es utilizar diversos tipos de combustible: el biodiésel o el diésel emulsionado. El primero se obtiene de aceites vegetales o animales, después de la aplicación de diversos procesos físicos y químicos. En el caso del diésel emulsionado, es una mezcla de diésel con agua (u otro componente) que ayuda a renovar las propiedades físicas del diésel común, mejorando así su desempeño en la combustión.

 

¿Qué te parecen estos métodos? ¿Cuál consideras más eficiente para disminuir la contaminación?

 

Fuente:
Meca.org

Imagen:
Flickr