Qué factores están degradando con rapidez el aceite de mi auto

05/01

¿Has notado que algunos vehículos cambian de aceite muchos kilómetros antes o después que tú? Algunos conductores lo cambian cada 3 mil, otros cada 15 mil y otros hasta cada 25 mil. La pregunta inmediata es por qué.

 

Antes de entrar de lleno a esta explicación, debes saber que no hay una respuesta única. Primero porque los aceites están formulados de diferentes formas para que cumplan funciones específicas, las cuales le otorgarán diferentes tiempos de vida, resistencias a la degradación, pero también beneficios especiales.

 

Por ello, cada auto requiere de un aceite diferente para obtener el máximo rendimiento del motor. Las condiciones de operación y conducción también terminarán afectando al lubricante y por lo tanto el periodo de cambio.

 

De tal modo, un lubricante no rendirá lo mismo en un auto conducido a altas temperaturas y que se le exige el máximo al motor, a uno que conduce a bajas temperaturas y en trayectos cortos.

 

En este sentido, la mejor recomendación es la que indica el fabricante en el manual de propietario y el consejo de un experto, quien evaluará el estado general de tu vehículo.

 

Con esto en mente, te contamos qué tipo de factores aumentarán o prolongarán el cambio de aceite en tu máquina.

 

  1. Tipo de aceite. En general cada aceite tiene cierta vida útil debido a su formulación. Algunos cuentan con una mayor capacidad para resistir altas temperaturas; otros incluyen aditivos para trabajar en motores con características especiales como sistemas de turbo compresión; otros más están pensados para aplicarse en máquinas desgastadas por el uso y el tiempo.Si deseas saber qué le conviene a tu máquina no olvides visitar nuestro Selector de Producto.
  2. Tecnología del motor. Los vehículos modernos cuentan con sistemas y sensores que recopilan información muy útil para mejorar el rendimiento del motor. En algunos casos el kilometraje, la aceleración y la temperatura son valores que toma en cuenta la computadora para indicar si se debe cambiar el aceite.Por ejemplo; un conductor que suele conducir a velocidades más bajas y por un tiempo más largo tendrá que cambiar el aceite en un tiempo más prolongado; por el contrario, un vehículo que corre a altas velocidades, en trayectos cortos y sin alcanzar una óptima temperatura, se le tendrá que cambiar el aceite más rápido.
  3. Motores viejos. En el caso opuesto cuando el vehículo no cuenta con un sistema de inyección moderna ni de encendido electrónico, es más probable que la máquina se salga de tiempo; como resultado se obtienen combustible sin quemar o partículas quemadas y que no son expulsadas de los cilindros. Estos residuos contribuyen a degradar con rapidez a tu aceite.
  4. Otros factores.


    Calor: A mayor temperatura es más probable que el aceite comience a experimentar cambios químicos. Esto por supuesto acorta su vida útil. Es por ello que conviene elegir el aceite con la viscosidad adecuada.Oxígeno: Cuando circulas con niveles bajos de aceite es más probable que el oxígeno circule dentro del sistema de lubricación y oxide (degrade) tu aceite.Motor: El estado general del motor afectará el aceite. Si éste presenta desgaste, fugas u otro tipo de deterioro, impedirá que el aceite realice su función óptimamente.

    Partículas: El desgaste del motor puede generar partículas que podrían reaccionar químicamente con el aceite. Desde luego estos procesos disminuyen la eficacia del aceite.

    Humedad: La humedad generada por el ambiente o la que no es combatida eficientemente por el motor y sus sistemas, ocasionará una oxidación más veloz del lubricante.

 

Como puedes observar, son muchos los factores que degradan tu aceite y eventualmente tu vehículo. Por estas razones es fundamental que estés al pendiente de los cambios periódicos y utilices lubricantes de la máxima calidad.

 

Fuentes: Kew Engineering

Imagen: Seymour Johnson