¿Qué son las zonas de deformación programada en un automóvil?

07/06

Seguramente te ha tocado ver, después de un accidente, cómo los autos quedan completamente destruidos. La parte delantera y trasera se hace añicos, como si se tratara de un pañuelo tomado con la mano y tirado al piso. Pero en algunos casos la parte central, donde viajan los pasajeros y el piloto, se mantiene intacta con algunas abolladuras. ¿Cuál es la razón para que el auto quede de esa manera?

Antes de la década de los años sesenta, incluso algunos años después, se tenía la creencia que un auto rígido era más seguro: mientras más dureza tuvieran los materiales de fabricación era mejor en caso de choque. Sin embargo, la evidencia demostraba lo contrario: cuando un auto sufría una colisión, la energía del impacto era transferida a lo largo del auto, hasta ser absorbida por los pasajeros. Como resultado, los órganos de los pasajeros sufrían severos daños y en muchos casos morían.

Ante esta problemática, Béla Barényi, ingeniero alemán de Mercedes Benz, propuso un nuevo enfoque. Sugirió que la carrocería de los autos debería ser deformable por la parte trasera y delantera, de tal modo que la energía se pudiera disipar; mientras que en la parte central del auto, los materiales deberían ser fuertes para proteger a los ocupantes. Hoy en día se conoce como zonas de deformación programada a las partes deformables de la carrocería.  

Distribución de materiales según la dureza, en un Volvo V70.

Esta innovación junto con otras mejoras como las bolsas de aire, los cinturones de seguridad y los reposacabezas conforman la denominada seguridad pasiva, características que han disminuido considerablemente las muertes por colisión.

Actualmente la seguridad pasiva ha mejorado integrando nuevos materiales y mejorando la geometría de los autos.

Fuentes:
Fleetcare
Circula Seguro

Imágenes de interiores y de portada:
Giphy
Swedespeed
Flickr