Mantenimiento del chasis

11/07

Mucha gente piensa que engrasar el chasis no es necesario o lo engrasa sólo cuando su auto empieza a presentar rechinidos, señal clara de desgaste de alguna pieza. Sin embargo, engrasar el auto al menos dos veces por año presenta importantes ventajas que te contamos a continuación:

 

Reduces costos al hacer más largos los periodos de cambio de las piezas.

Proporcionas un efectivo sello lubricante contra la entrada de sustancias contaminantes como el polvo y la humedad.

Mejor resistencia y protección en contra del proceso de oxidación y corrosión.

Proporciona una óptima protección antifriccionante disminuyendo los niveles de desgaste (desgaste prematuro) de las piezas que lubrica, así como situaciones de sobre calentamiento.

 

Así que si tus clientes te preguntan si es conveniente engrasar el chasis, ya sabes qué contestarles.

 

Al engrasar el chasis de un auto, las piezas que debes tener en cuenta son:

 

Bastidores

Rótulas

Muñones

Quinta Rueda

Partes expuestas al contacto con agua

 

Puedes hacerlo con un brocha, sin embargo lo más recomendable es una pistola de grasa, pues te dará mayor acceso a partes difíciles.

 

Una vez que estés debajo del auto, asegúrate que el freno de mano esté puesto. Coloca algo que bloquee la parte trasera de las llantas. Limpia bien la “funda del guardapolvo” con estopa, inserta en cada boquilla la pistola y dispara suficiente grasa. Si es demasiada, limpia con un trapo. Te recomendamos también revisar los extremos de los tirantes para engrasarlos, juntas de rodamiento y uniones.

 

 

Fuente: Mi Mecánica Popular