Motor biturbo, ¿mito o realidad?

08/03

La tecnología automotriz trata de tener contento al conductor en la medida que pueda y una de las formas es a través del avance que ha tenido el motor en los autos.

 

El turbo ayuda a emplear la energía que generan los gases de escape al salir y así poder elevar el aire fresco que entra a través de los cilindros, ¿todo esto para qué sirve?, para poder hacer más alto el rendimiento de un motor reduciendo las emisiones contaminantes.

 

Al usar un motor biturbo se emplean dos tipos de tecnologías:

  • “Twin turbo” o “paralelo”: usa dos turbocompresores igualitos, funcionan en paralelo para que la inyección sea de alta precisión y logre que la potencia sea elevada a un mínimo esfuerzo y un consumo relativamente bajo.
  • “serie o secuencial”: ocupa dos turbocompresores pero uno es grande y otro pequeño conectados en serie, como su nombre lo dice; si la velocidad es baja, el turbo pequeño actúa alimentando los cilindros, si la revolución es alta, el turbo grande ayuda al suministro de aire al motor.

 

Algunos coches de la marca BMW que usan el motor biturbo “paralelo” son el BMW 5500i, 750i, X5, X6 y 760i o de la marca Nissan como Nissan Skyline GT-R y Nissan 300zx, el Ferrari F40 y 288GTO o el Mitsubishi 300 GT.

 

Los que usan dos turbos pero en serie son BMW 335d, BMW y X5 xDrive40d. Este tipo de tecnología es empleada para motores diésel de 6 cilindros.

 

Por lo tanto, no es un mito pero definitivamente es una tecnología que aún no está al cien por ciento comercializada por su complejidad y por estar más expuesta a posibles averías en sus piezas.

 

Dinos, ¿tú qué opinas?

 

 

Fuente: pruebaderuta.com