OLED tecnología para los faros

11/03

Las luces diurnas y los faros LED son un hito; pero el siguiente paso en la tecnología ya está aquí: OLED, los diodos orgánicos emisores de luz, que están abriendo nuevas vías a los diseñadores de uno de los puntos más influyentes en la personalidad del auto: los faros. Stephan Berlitz, jefe de Innovaciones en Iluminación y Electrónica de Audi, es uno de los ingenieros que han contribuido a que la marca de los cuatro aros tenga un papel de liderazgo en la tecnología moderna de iluminación del automóvil.

 

OLED son las siglas en inglés de “diodo orgánico emisor de luz”, consistentes en cristales formados por polímeros orgánicos que presentan las propiedades de los semiconductores. Con apenas unos nanómetros de espesor, este material, que en su estado de partida es pastoso, ocupa el espacio entre un ánodo y un cátodo, ambos con un recubrimiento que conduce la electricidad. Debido a que el espesor es de sólo unas milésimas de milímetro, todos estos materiales pueden ser transparentes, si es necesario.

 

Dos placas de vidrio con una superficie plana pulida encierran el conjunto y lo hacen estanco al agua y al aire. El sándwich resultante, de poco más de un milímetro de espesor, se acopla en un marco de metal. Si se aplica un bajo voltaje, la superficie se ilumina debido a la emisión de fotones en el campo eléctrico. Cuanto más delgada sea la capa, mayor es su brillo. Y se pueden utilizar distintos polímeros para conseguir diferentes colores.

 

Los OLEDs pueden colocarse uno detrás del otro para conseguir efectos de colores mixtos, ya que son transparentes. La luz blanca se obtiene juntando distintos colores. Stephan Berlitz muestra la luz trasera que su equipo ha desarrollado para el Audi Q7. En su interior, la luz proviene de cuatro pequeñas placas OLED de color rojo alineadas. Ocho segmentos planos constituyen la franja curva de color amarillo para el intermitente.

 

Stephan Berlitz, jefe de Innovaciones en Iluminación y Electrónica de Audi, explica: “La tecnología OLED encaja perfectamente con Audi porque combina alta tecnología, máxima precisión y un súper diseño”.

 

Faros que interactúan de manera inteligente con el entorno y luces traseras capaces de crear efectos únicos. La iluminación de los vehículos ya no sirve solo para ver, sino también para ser vistos e incluso impactar. Así lo atestigua el nuevo Audi A8 con sus sistemas de iluminación HD Matrix LED con Audi laser light en los faros delanteros y OLED en la iluminación trasera.

 

El sedán de lujo de Audi incorpora la tecnología OLED en su iluminación trasera, la cual ofrece animaciones impactantes de entrada y de salida, así como de apertura y cierre.

 

En primer lugar, un punto de luz va desde el exterior hacia el interior. Después, el LED azul en el punto del láser se ilumina. Finalmente, las intermitentes se encienden desde dentro hacia fuera. Dos bucles con la misma estética dinámica se ejecutan al mismo tiempo en las luces traseras OLED. La luz describe un círculo, inicialmente atenuado y luego a pleno brillo, llevando la estética de los faros de auto a un nuevo estándar de belleza y elegancia.

 

 

 

FUENTE: Audi y abc.es