Otros escándalos de compañías automotrices

25/11

Días atrás conocimos uno de los casos de escándalo de compañías automotrices más sonados de esta década. Volkswagen había engañado a clientes y gobiernos fabricando autos diesel que contaminan más de lo que las normas internacionales permiten.

En la industria automotriz han existido más casos a lo largo de la historia. Un ejemplo es General Motors que en 2009 tuvo una reestructuración interna y un rescate financiero auspiciado por el gobierno de los Estados Unidos que inyectó a esta empresa $49.500 millones de dólares.

A principios del 2014 se dieron a conocer serias fallas en el encendido de sus autos, lo que habría causado 20 accidentes fatales y cientos de heridos.

La empresa decidió indemnizar a las víctimas sin embargo, los directivos sabían de este problema desde 2004.

Durante la década de los 70 y 80, Subaru quería evitar a toda costa un impuesto que marcaba el gobierno norteamericano, el “impuesto chicken” que gravaba 25% a las camionetas importadas del país del sol naciente. Subaru optó por construir esta camioneta en suelo americano.

En el 2012 Hyundai y KIA se vieron envueltas en serios escándalos ambientales. Los consumos oficiales publicados por las marcas no eran los adecuados e indican que gastaban más gasolina. Se les acusó de publicidad engañosa pero la marca tomó la  decisión de pagar la multa impuesta por los Estados Unidos, contactar a los compradores e incluso indemnizarlos como fue la resolución que se pidió en Canadá.

Fuente: Atracción 360

Imagen: La Nación Web