¿Para qué sirven los balancines de tu motor?

13/06

En los motores del tipo OHV, los balancines forman parte del sistema de distribución y son unas palancas de acero que giran alrededor de un eje localizado entre las válvulas y las varillas de los balancines.

Cada balancín lleva un cojinete antifricción o un rodamiento de agujas para facilitar su movimiento basculante y reducir el desgaste por rozamiento.

Su función es empujar hacia abajo las válvulas de admisión y escape para obligarlas a que se abran. Éste es accionado por una varilla de empuje movida por el árbol de levas. Entre ellos, podemos distinguir dos tipos:

Balancines oscilantes.

 Son también conocidos como “semibalancines” y se encuentran en motores con árbol de levas en la cabeza donde el eje de giro pasa por un extremo del balancín.

Balancines basculantes.

Los tienen los motores con árbol de levas laterales donde el eje de giro pasa por el centro del balancín. Uno de los extremos recibe el movimiento de la varilla que lo empuja y lo transmite al vástago de la válvula por el otro extremo.

Para verificar el desgaste de estas piezas, se debe observar el extremo de la varilla de empuje y el extremo del vástago de la válvula y cambiarlos si hay rayaduras.

Al cambiar los balancines, se deben utilizar pivotes nuevos, pues estos también se desgastan y si no lo hace a la par que los balancines, provocará un desgaste excesivo y mucha carga en la unidad.

Conocerlos es básico y para que no te quedes con dudas, esta ilustración te lo explica mejor:

sistema-distribucion-ohv