¿Por qué tienen demasiados botones los autos de carreras?

17/07

Atrás quedaron los días en que los autos eran tan solo una parte mecánica, carentes de medios electrónicos que los gobernaban.

Actualmente, los autos de carrera tienen más ayudas y mejores tecnologías para asistir a los pilotos.

Un ejemplo de esto es el nuevo Porsche 919 Hybrid LMP1 que tiene un total de 24 botones y mandos, ubicados en la parte frontal del volante, lo que significa que el piloto tiene una gran experiencia de conducción pero que debe memorizar la función de cada botón.

Para entender cómo funciona este panel de botones, pantalla y perillas, habrá que visualizarlo: En el centro de todo hay un display, en el cual se podrá ver la velocidad, la marcha engranada, valores del motor, nivel de combustible y la carga de la batería.

Los botones se dividen en la siguiente forma:

  • Azul – Se usa para mandar ráfagas de luz a los autos más lentos antes de que sean rebasados.
  • Rojo – Sirve de boost ya que se le pide potencia extra al motor eléctrico y baterías.
  • Amarillo – Su función es afinar la puesta a punto del motor con el sistema híbrido.
  • Rosa – Estos se encargan del reparto de frenada en el eje delantero y trasero.
  • Verde – Se encargan del radio y el otro para confirmar los cambios que se ordenan por PITS.
  • Naranja – El de la izquierda sirve bebida al piloto y el de la derecha activa un ahorro de combustible.
  • Dorado –  El de la izquierda activa un limitador de velocidad para PITS y el de la derecha es similar pero neutralizar el motor cuando hay una bandera amarilla.

Los mandos giratorios se dividen de la siguiente manera:

  • DISP – Con esta perilla cambiar la información de la pantalla de display.
  • TC/CON y TC R – Con estos mandos puedes calibrar el control de tracción.
  • Start / Kill – Puedes arrancar el motor o apagar de raíz la combustión interna.

Ahora que ya sabes por qué estos autos tienen un llamativo panel con tantos botones, ¿no se te antoja conducir alguno?

Fuente: Autocosmos

Imagen: Diseño-Art.com