Procura la longevidad de tu auto con estos consejos

23/09

Además de ser nuestro patrimonio, nuestra máquina merece visitas periódicas al taller, es por esto que preparamos los siguientes consejos para que mantengas tu auto al día.

  • Cambio de Aceite

El cambio de aceite es primordial cuando tu auto lleva bastante tiempo sin un mantenimiento adecuado. Dependiendo del uso, podrías hacer el cambio cada 5, 10 y 12 mil kilómetros. Si tu auto lo ocupas para un servicio público o privado, el cambio será más prematuro que en un auto particular.

  • Revisa el estado general con el escáner

Aparte de darnos un panorama general de la computadora y las funciones del auto, el escáner puede señalarnos si un sensor se encuentra dañado o si debemos hacer un cambio preventivo de alguna pieza.

  • Alineación y Balanceo

La dirección y suspensión del auto son importantes, recuerda que son los elementos que más se castigan por los caminos. La alineación es básicamente la corrección del ángulo camber y caster y consiste en hacer una rotación lineal, es decir adelante-atrás y atrás-adelante.

Para realizar una correcta alineación se debe hacer cada 10 mil kilómetros ó 6 meses, lo que ocurra primero. Hacer este proceso a tiempo evita el desgaste prematuro de las llantas.

Por otro lado el balanceo se hace en cada llanta y previene vibraciones en el volante cuando alcanzamos velocidades entre los 80 y 120 km/h. La forma correcta de hacer el balanceo es mediante una computadora que utiliza plomos de uña larga, plomos adhesivos y normales.

Cuando son colocados, la computadora analiza su posición y a cuántas onzas debe ir, de esta forma prevenimos que la llanta salga de su eje.

  • Amortiguadores

Por lo general, los fabricantes señalan que a partir de los 80 mil kilómetros, los amortiguadores deben ser evaluados para detectar posibles fallas o desgaste irregular. Actualmente, una revisión de rutina en un taller o agencia verifica el estado de los amortiguadores y el tiempo de vida que les resta.

  • Batería

De igual forma como sucede con los amortiguadores, es necesario tener periodos de evaluación para medir la carga de la batería y sus niveles del electrolito. Por lo general, ésta no te va a causar problemas el primer año de servicio, pero es importante revisar cada 6 meses a partir del primer año.

  • El sistema de Frenos

El circuito de frenos, el líquido, y discos o tambores son elementos que se deben revisar periódicamente. Como sucede con el aceite, también hay periodos de cambio, por ejemplo, el líquido se debe cambiar cada 2 años; pero esto dependerá de las condiciones de uso de tu auto. Por otro lado, los discos se deben rectificar en cierto tiempo de uso y vigilar que no estén deformados por el uso constante.

Esperamos que con estos consejos puedas tener al día tu auto.

Con información de Motorpasión

Imagen: Jumia Travel