¿Qué es el freno regenerativo?

27/09

Los vehículos eléctricos han sorprendido por su eficiencia. Prácticamente cada porción de energía que sale de su batería es aprovechada para generar movimiento. El reto es mantener cargada la batería, uno de los dolores de cabeza en lo que respecta a este tipo de autos, pues es más fácil gastar energía que reponerla.

En este sentido, los sistemas de freno regenerativo buscan “reciclar” o recuperar parte de la energía que se pierde cuando el auto frena.

 

Te explicamos:

Cuando un vehículo con frenos de disco disminuye la velocidad, la energía cinética (la que está asociada al movimiento del auto) se transforma en calor en el momento que las pastillas hacen fricción con los discos. Es decir, los frenos al detener el auto, transforman la energía cinética en calor que se disipa en la atmósfera, sin que se haga nada con ella.

Por el contrario, el freno regenerativo, que es usado principalmente en autos híbridos y eléctricos, aprovecha la energía cinética (de movimiento) en lugar de disiparse en forma de calor.

 

¿Cómo lo hace?

Un vehículo eléctrico está compuesto de manera sencilla: una batería, un controlador y un motor (al que van conectadas las ruedas) a través de la transmisión.

Para que el auto circule, la energía sale de la batería y le permite al motor generar el movimiento necesario para hacer rodar las llantas.

Cuando se pisa el freno, el motor, mediante operaciones del controlador, comienza a producir energía. Es decir, el motor como generador eléctrico convierte la energía mecánica en energía eléctrica; y ésta va de regreso a la batería.

Desde luego la cantidad de energía generada no es tan grande, pero cierto porcentaje se recupera.

Se debe tomar en cuenta que un auto con este sistema, requiere frenos de disco como complemento para detenerse por completo.

 

Aquí un video para completar la idea:

 

 

Fuente:
How Stuff Works