¿Sabes qué es la jerarquía de movilidad?

03/09

Cuando se promulgó en 2014, la Ley de Movilidad de la Ciudad de México buscó plasmar algunos principios en la forma que nos movemos por toda la urbe:

 

  • Debe haber más planeación en la movilidad
  • El impulso al sistema de transporte público
  • Mayor coordinación entre instituciones

 

Estos puntos, aunque no todos, ¿qué tienen en común? Que todos ellos se implementarán bajo una sola visión: la jerarquía de movilidad. Una pirámide invertida que establece quién es prioridad en la transportación diaria. Es decir, plantea quién es más vulnerable, quién es menos eficiente y quién es más costoso a la hora de transportarse.

 

La jerarquía queda de la siguiente manera:

 

¡Primero el peatón! Es quien se encuentra más vulnerable respecto a todas las modalidades de transporte. El peatón, además, no representa grandes costos para la movilidad, ya que no contamina mientras anda a pie, y la infraestructura que utiliza no es especialmente cara.

 

En segundo lugar, siguen las bicicletas: en el mismo caso que el peatón, no contaminan, el costo que representa usar una bici no es elevado, pero también son vulnerables.

 

La pirámide tiene en el tercer sitio al transporte público (camiones, trolebuses u otro tipo de colectivos) por su eficiencia para mover grandes cantidades de personas y porque aprovechan de mejor manera el espacio urbano. Incluso aunque pueden contaminar, el costo se equilibra por su uso masivo.

 

Hacia casi el final de la jerarquía se encuentran los camiones privados (de transporte de mercancía, por ejemplo) que son importantes para la actividad económica, aunque emiten más contaminantes y utilizan más energía.

 

Y en el último sitio están los vehículos particulares, tanto automóviles como motocicletas. El costo es muy elevado y no son tan eficientes en algunas situaciones como cuando hay tráfico o no hay espacio para estacionarlo.

 

¿La conocías? ¿Te parece que se respeta?

 

Fuentes:
Animal Político
Ciudadanos en Red

Imagen:
Flickr