¿Sabes qué es el manejo defensivo? ¿Lo practicas?

30/06

Lo primero que hay que saber sobre conducir un vehículo es que no sólo es encenderlo y avanzar. Conducir implica reconocer todas las normas en torno a esta actividad como reglamentos, lineamientos de seguridad y responsabilidades; también es hacer funcionar el vehículo de manera controlada, lo cual implica tener ciertos conocimientos y habilidades.

Esta definición es importante porque la conducción cobra una dimensión mayor, sobre todo cuando el conductor se enfrenta a situaciones impredecibles y adversas, las cuales tendrá que resolver con los elementos antes indicados y dentro de esos márgenes.

El manejo defensivo básicamente es manejar de forma segura para evitar choques, atropellos, volcaduras u otro tipo de percances. Lo más relevante de esta forma de manejo es que el conductor toma en cuenta la falta de pericia, habilidades y los errores más comunes que cometen los demás, tanto peatones como conductores.

La persona que lleva a cabo este tipo de manejo siempre está atento, considera el entorno, observa las condiciones del camino y las personas que hay alrededor como ancianos, niños, etc. En función de esto controlará su auto, si puede acelerar, ceder el paso, en qué momento y de qué forma, entre otras acciones.

El conductor defensivo toma en cuenta estos elementos:

  1. Qué tipo de conductores lo rodean, por ejemplo: camiones pesados o motos, si tienen suficiente visibilidad, si están distraídos, si es transporte público etc.
  2. Observa a los peatones, si tienen visibilidad del auto, si hay semáforos, si son multitudes, por dónde están cruzando o si están atentos.
  3. Las condiciones del camino son importantes para este tipo de conducción, se analizan factores como: lluvia, estado del camino, señalizaciones, iluminación, visibilidad, etc…

Esta forma de manejo ayuda a evitar los siniestros, los cuales son costosos y afectan la vida de las personas.

¿Eres este tipo de conductor? Coméntanos.

Fuente:
Cultura Vial

Imagen:
Flickr