T1 Race Taxi: una combi que no teme acelerar al máximo

16/05

El suizo Fred Bernhard invirtió seis años, mucho dinero, esfuerzo y creatividad en la combinación de una Volkswagen T1 de 1962 con el motor de un Porsche 993. Fue así como nació el VW T1 Race Taxi.

Tomando prestadas muchas de las características técnicas de los Porsches, se mueve a 530 caballos de fuerza y 558 libras-pie de torque. Adaptando también el motor refrigerado de seis cilindros del 993, consiguió casi “volar” a 230 km/h.

El toque distintivo lo ponen sus rines BBS de 18 pulgadas y lo ligero que es, gracias a elementos de fibra de carbono en toda su carrocería.

Esta tremenda creación de Bernhard fue presentada en el Festival austriaco de Wörthersee y se ha podido ver en varios circuitos desafiando a otros Porsche ahora que está a su nivel.

¡Una espectacular muestra de pasión por la velocidad!