La historia de la Motocicleta
loading

LENGUAJE MOTOR

La historia de la Motocicleta

La historia de las motocicletas

Veloces, intrépidas, rudas e increíbles. Todos estos adjetivos solo pueden juntarse para describir algo: las motocicletas. Como cualquier otro invento, estas han tenido su propia evolución a lo largo de los años, ¿ya la conoces? ¡Acompáñanos en este viaje por el tiempo!

Mentes brillantes para un vehículo brillante

La motocicleta no fue creada por un solo inventor. En este proceso, participaron distintos personajes que realizaron distintas contribuciones para lograr construir el vehículo que conocemos hoy en día.

Como era de esperarse, la motocicleta se encuentra estrechamente ligada al desarrollo de las bicicletas, incluso en sus orígenes se le consideró como una bici equipada con un motor, aunque desde el inicio fueron vehículos mucho más complejos, ya que la idea principal era poder desplazarse sin hacer el esfuerzo de pedalear.

Comenzamos con la historia. En 1818, se presentó en París una bicicleta que contaba con una caldera de vapor, el cual fue un sistema demasiado grande y aparatoso para instalarlo exitosamente en una bicicleta, además, hay que recordar que en esa época, la única forma de producir energía era a través del vapor.

No fue sino hasta 1867 que el estadounidense, Sylvester Howard Roper, inventó un motor de cilindros a vapor (accionado por carbón) y lo integró a una bicicleta. A esta se le consideró realmente como la primera motocicleta. En ese entonces, se construyeron solamente tres modelos, los cuales eran lentos y regularmente sufrían averiaciones.

Tiempo después, el vehículo tuvo una evolución muy importante gracias a los hermanos y fabricantes de bicicletas Pierre y Ernest Michaux, quienes colaboraron con el ingeniero L.F. Perreaux para crear una motocicleta a vapor de un solo cilindro y de transmisión trasera mediante una correa.

A su vez, las fallas que presentaba este modelo fueron resueltas por el mecánico S. Huret, quien en 1875 creó un triciclo motorizado que tenía la capacidad de recorrer 60 kilómetros, a 20 kilómetros por hora.

El gran salto en la historia de las motocicletas, llega en el año 1879, cuando G. Murnigotti pasó al motor de combustión de hidrógeno y aire. El inventor registró el invento y así obtuvo la primera patente de motocicleta de la historia para construir un vehículo de dos ruedas provisto de un motor de cuatro tiempos de medio caballo de vapor, sin embargo, nunca se construyó.

Poco tiempo después, en 1885, los alemanes Wilhelm Maybach y Gottlieb Daimler, terminaron una motocicleta con cuadro y ruedas de madera, accionada por un motor de combustión interna en un ciclo de cuatro tiempos. Esta contaba con una potencia de medio caballo de vapor, y recorría dieciocho kilómetros por hora.

En el transcurso de ese mismo año, el alemán Gottlieb Daimler acopló un motor de gasolina de un cilindro y cuatro tiempos que se refrigeraba por aire.

En 1892, Wilhelm y Heinrich Hildebrand, asociados con Alois Wolfmüller, comenzaron a fabricar en serie motocicletas de motor a gasolina, de dos cilindros y cuatro tiempos; esta moto, se arrancaba pedaleando o empujando la máquina hasta que puesta en marcha, y el piloto saltaba sobre el asiento.

Era ligera y alcanzaba los treinta y cinco kilómetros por hora, pero su manejo era complicado.

Ventas masivas a la orden

La aparición de la primera moto de venta masiva llegó en 1899 con el invento de los franceses Eugéne y Michel Werner. Esta tenía dos caballos de fuerza y consiguió cubrir la distancia de ciento treinta kilómetros en tres horas y diez minutos. Fue una moto muy popular de la que se vendieron miles de unidades.

En 1900 se inventó la Motocyclette Werner modelo 1900, la cual dio a la moto su forma definitiva.

La gran llegada de Harley Davidson

Seguramente todos hemos podido apreciar alguna vez una motocicleta de esta emblemática marca. En 1905 aparece la firma norteamericana Harley Davidson, que introdujo la empuñadura giratoria en el manillar para acelerar y el importante avance de la chispa de ignición.

En 1909, las Harley Davidson tenían ya dos cilindros en “V”, y en 1911 se introdujo de forma masiva el cambio de marchas.

La evolución a pasos de gigantes

Después de la Primera Guerra Mundial, llegaron las máquinas de gran cilindrada. En 1914 alcanzaban 50 Km/h, mientras que en 1937 lograban 275 Km/h.

Posteriormente llegó la proliferación en los mercados de marcas japonesas como Yamaha, Honda o Kawasaki, quienes revolucionaron los diseños ya existentes.

Se comenzó a diseñar motos para distintos gustos y diferentes conceptos: motos deportivas, ruteras, de paseo, de viaje, para montaña, cross, enduro, trail, nackets.

Así mismo, muchas marcas se especializan en un tipo de moto. Por ejemplo:

  • Ducati, en motos deportivas

  • BMW, en motos de viaje

  • Harley Davidson, en motos de ruta
     

Estos vehículos continúan evolucionando con el paso del tiempo, por ejemplo, hoy podemos ver la existencia de motocicletas eléctricas. Nuestras compañeras de viaje nos sorprenden cada día más, por ello, es momento de darles todo lo mejor para su motor y su cuidado. 

¡Sigue en marcha y descubre nuevos caminos!

LO MÁS VISTO
20_big.jpg

Mantenimiento del chasis

Mucha gente piensa que engrasar el chasis no es necesario o lo engrasa sólo cuando su auto empieza a presentar rechinidos, señal clara d...

 27599
Generica1400x600.jpg

Formulación de aceites: Simbología

Conocer qué aceite es el adecuado para tu coche es algo que no se toma a la ligera, pues tomar esa decisión puede hacer que tu motor te ...

 16270
18_big.jpg

Tipos de chasis

Por lo general, a la hora de saber qué es el chasis de un coche, es necesario también determinar su tipología. En este sentido, p...

 12632